Hay gente que está en el mundo del videojuego para verlas venir. Otros tienen muy claro lo que quieren desde el principio. Hoy entrevisto a Carlos Gurpegui, un comunicador audiovisual con una misión definida desde hace años: contar historias a través del mando.

Carlos Gurpegui videojuegos

Debo reconocer que realicé esta entrevista al señor Carlos Gómez Gurpegui hace la friolera de 3 años. Por razones que no vienen al caso, no publiqué en su momento el resultado. Ahora, con la apertura de este blog, me parecía más que acertado retomarla con una actualización a los nuevos tiempos… ¡y me alegra ver que poco cambia en las aspiraciones de este muchacho!

Curiosamente, al actualizar el post me encontré con un correo de “Gurpe”, dándome ánimos tras un batacazo profesional y siendo prácticamente el único que respondió a una larga cadena de correos solicitando ayuda / consejo. Así es este aspirante a todo en la industria del videojuego: un tipo humilde con una enorme ambición. Contradictorio, pero cierto… quizá nos hagan falta más como él.


Si tuvieras que presentar a Carlos Gurpegui a otra persona, ¿qué dirías? Un tipo humilde, ¿eh? ¿por qué quedas abrumado?

-Carlos Gurpegui: Poco sabría decir de mi mismo en realidad. No suelo pensar en mi y tiendo a olvidar mi propia edad, por ejemplo, no son cosas que uno se pregunte a uno mismo. Diría que soy un tipo que intenta escribir sobre jueguicos lo mejor que puede y allá donde le dejen y si puede ser posible comer de ello.

 Pudiste ser historiador, pero no… ¿Por qué comunicador? ¿qué te sedujo de esta disciplina?

-Carlos Gurpegui: La pregunta de mi vida. Sinceramente fue un breve destello de… ¿Qué tiene más salidas? Como dentro del mundo audiovisual me gustaba tanto el cine, como la radio, la TV, etc. pues me terminé decantando por CAV al ser esta una carrera más amplia. Sin embargo, nunca he abandonado mi idea de la historia, leo muchos libros y manuales, revistas y charlas. Es una carrera que tarde o temprano estudiare por hobby si el dinero, la vida y la salud me dejan (ahora que lo pienso hay demasiadas variables aquí…)

Tu carrera me obliga a hacerte esta pregunta. En la balanza profesional, ¿con qué te quedas? ¿videojuegos o cine? Venga, mójate.

-Carlos Gurpegui: Es una decisión difícil. Ambas materias me apasionan y a las dos le he dedicado parte de mi trabajo académico o de divulgación y ciertamente mi acercamiento a uno u a otro va por rachas. Ahora mismo diría que me acerco más al videojuego ya que es lo que me está dando de comer (poco pero algo me da). Sin embargo, el mundo del cine, como el del cómic, es un mundo al que me asomo siempre que puedo para no quedarme atrás.

Conocer a Carlos Gurpegui es conocer a un posible futuro académico (y queda constatado rápidamente). ¿A qué se debe ese interés en lo académico? ¿el sueldo de profesor? (dijo el entrevistador con obvio tono sarcástico)

-Carlos Gurpegui: Es más bien casi como una ONG, como tu dices poco sueldo voy a ver.

Pues ciertamente mi acercamiento a lo académico ha sido más bien fortuito y casi involuntario. He ido pasando de lo técnico, en un principio de la carrera, a lo teórico. Quizás el detonante fue mi intento de participación en un Congreso Internacional sobre cultura japonesa con una comunicación sobre cine (lo conseguí, me lo aceptaron y participé). Esa experiencia fue la que me abrió el gusanillo de querer investigar y publicar. Por desgracia, para investigar ciertas cosas, como el cine y el videojuego, casi el 90% de las salidas es la universidad (cosa que no me disgustaría). Ahora mismo quizás ha quedado un poco apartada esa vía ante la imposibilidad de conseguir becas para doctorarme o seguir por ahí. A pesar de ello sigo mandando algunos papers siempre que puedo o participando en congresos y charlas. Es una vía que quiero continuar aunque sea ahora de manera secundaria o terciaria hasta que pueda dedicarme a ello. Puede que ahora mismo sea una de las posibilidades más lejanas para mi, por otro lado, negro futuro pero siempre está ahí y es algo que me gusta mucho.

Háblame de la cultura del videojuego. No, no pienses. Lo primero que se te ocurra. Y ahora que has hablado -y en un 500% sabía que ibas a decir algo bueno-, ¿qué tal si me dices qué lados negativos le ves?

-Carlos Gurpegui: Pues diría que una de las peores cosas del mundo del videojuego es quizás también una de las mejores. Por fin se ha ido quitando ese velo que tenía el mundo del juego de ser algo para críos, algo inútil y que te convierte en mala persona y a la vez, cuanta más gente se interesa por el mundo del videojuego más parece que aquello era verdad. Sucesos como el despreciable Gamergate, las absurdas discusiones de salón sobre qué plataforma es mejor y cual es peor (Sony, Nintendo, Microsoft o PC)… son elementos que me hastían. Parece que la gente no puede simplemente jugar y disfrutar de la variedad y del hobby en común que es el videojuego.

Pero, sin lugar a dudas, lo peor de todo este mundo es la toxicidad que destila la gente en Internet. Últimamente parece que hay más bilis y vinagre en los comentarios de vídeos de Youtube o webs que ganas por conocer el mundo del videojuego. Insultos por pensar diferente, amenazas de muerte por pensar que un juego es bueno o malo… todo esto es terrible. E incluso entre gente que está haciendo cosas muy buenas por el medio y la divulgación surgen todo tipo de disputas que crean un ambiente bastante tenso en estos círculos.

Ambiente universitario, una facultad de comunicación de por medio… es inevitable que hablemos de esto. ¿Qué entiendes por gurú de videojuegos? ¿serías capaz de decirme uno? ¿hay una división entre gurús buenos y malos?

-Carlos Gurpegui: Hay elementos que se han ganado a peso poder ser considerados gurús casi del videojuego, gente como Molineux, Bleszinski, Kojima, , Miyamoto o el rápidamente destronado Sean Murray… sin embargo, parece que de nuevo todo esto se convierte en una guerra sobre qué plataforma tiene al mejor gurú. Hay gente que tiene ciertas dotes de creación, de innovación y de comunicación que parecen colocarle en esa postura… ¿buenos o malos? No sabría decirte. Sí creo que existen los gurús nefastos, más bien aquellos que se autoinvisten como gurús y tú y yo conocemos a más de uno y mejor no decir nada que te queman el tinglao. Hay mucho humo en esta industria y, todo hay que decirlo, muchas veces se tacha de humo a decisiones de diseño o producción que obligan a eliminar ciertos elementos por pura imposibilidad.

Dame tu punto de vista sobre la industria del videojuego a 3 niveles: internacional, nacional y, por supuesto, local. ¿Sevilla puede ser un buen centro de desarrollo?
Carlos Gurpegui, experto narrativa de videojuegos
¿Qué tendrá a gente del videojuego que siempre mandan las mismas fotos?

-Carlos Gurpegui: A nivel internacional y nacional creo que vivimos el mejor momento hasta la fecha en cuanto a producción. Dejando de lado los AAA la industria del videojuego independiente ha dotado al mundo de grandes obras maestras. Sevilla… bueno, como casi cualquier pequeña ciudad creo que las posibilidades son limitadas pero que se puede llegar lejos. Desgraciadamente los últimos intentos de montar medianas empresas de videojuegos se han ido al garete por diferentes motivos pero aún así creo que hay mucho potencia humano. A pesar de ello hay pequeños casos de éxito en diferentes campos como Genera, Fourattic o The Game Kitchen.

¿Cosas buenas? Mayor producción, diversidad y calidad.

¿Cosas malas? Aumento de fanboys, encasillamiento de grandes mentes, que (aunque cada vez menos) las universidades y el público sigan mirando a otro lado en cuanto al videojuego

Has pasado, pasas y pasarás por la prensa del videojuego. Nos conocemos y te he escuchado dar algún que otro palo a la señora. Según tú, ¿el mal de la prensa es generalizado o es el común de la profesión global del comunicador?

-Carlos Gurpegui: Creo, y esto lo hemos hablado, que la prensa del videojuego ha pasado ser una prensa especializada a ser una prensa generalizada del videojuego. Por lo tanto tenemos nuestros grandes medios  de prensa del videojuego, etc. que hacen su trabajo y que reciben todo tipo de presiones por parte de anunciantes y empresas. Es difícil encontrar el punto medio entre ejercer correctamente tu trabajo y no dejarse llevar por todos esos elementos externos.

Esta generalización, ha hecho a su vez que existan pequeños medios que hacen, por así decirlo, una labor más especializada o quizás cercano al estudio/divulgación desde diferentes perspectivas. Tú y yo hemos escrito alguna vez en Zehn Games, Anait, FSGamer… son lugares donde se abren más las puertas a la divulgación y al pensar sobre el videojuego de una manera abierta. Creo que ambas formas de prensa deben existir y son igual de necesarias las grandes revistas más mainstream como los pequeños medios que amplían más las miras. Debería normalizarse más el salto del lector de un tipo de medio al otro en función de qué clase de contenido busca.

Te centras en la narrativa. ¿Qué tiene de especial la narrativa de videojuegos?

-Carlos Gurpegui: Creo que el videojuego nos ayuda mucho a pensar sobre historias y sobre cómo contar nuestra propia vida. En los videojuegos la posibilidad de interactividad nos permite meditar con mayor profundidad sobre este cómo contar las cosas.

¿Cuán apararentemente es importante es la narrativa en videojuegos que no la tienen? ¿Los videojuegos tienden naturalmente a la narrativa?

-CG:

Esta fue la verdadera Civil War del mundo académico de los videojuegos  si la narrativa está por encima ludología o viceverse. Esta división de opiniones fue a principios del nuevo mileno el inicio de los Games Studies y del camino académico alrededor del videojuego. Lo explica muy bien Antonio Planells en el comienzo de su libro (mucho mejor que yo así que leanlo).

El videojuego puede tener una narrativa embebida, creada para él, o una narrativa emergente, tanto interna como externa. Josué Monchán, guionista de videojuegos, gusta siempre de hablar de la narrativa de Tetris en base a una vez que estuvo jugando en una recreativa mientras se orinaba, caían las torres gemelas y superaba su propio récord. Eso es narrativa. Pero también es narrativa un guión tan cerrado como Uncharted 4 por poner un ejemplo de actualidad. Nosotros tendemos a contar historias continuamente y lo hacemos tanto si recibimos una historia dada a la que nos amoldamos como si estamos ante algo que, de entrada, pueda no tenerla. Bajo mi punto de vista, todavía muy lejano de ser algo sólido ya que uno no acaba de aprender nunca, el ser humano no puede evitar contar historias y siempre va a crear algo alrededor de aquello que no lo tiene o bien añadir parte de uno mismo a lo que ya existe.

Sin miedo, que es de cobardes -y no los quiero ni en pintura en este blog-.¿Quién será el Carlos Gurpegui de dentro de 15 años?

-CG: ¿Puedo decir rico? No lo creo, pero… bueno nunca se sabe. Quizás dando clase en algún lado o quizás juntando letras para tratar de malvivir pero al menos ser feliz… Seguramente alguien que siga echando horas y horas diarias a leer artículos, manuales y entrevistas para luego hacer sus propios textos con mejor o peor éxito. Quien sabe, lo que es seguro es que el Gurpegui de dentro de 15 años seguirá jugando a videojuegos como el que tenía quince años.  

Sigue a Carlos G. Gurpegui en Twitter