Debo admitir que, pese a la profunda decepción que ha supuesto como representante de una política diferente -admitámoslo: ha hecho más de lo mismo-, Barack Obama es uno de los presidentes más carismáticos que ha tenido EEUU en mucho tiempo. Está claro que gran parte de esto se debe al propio magnetismo del ya ex-presidente, pero hoy quisiera destacar el increíble trabajo del fotógrafo de Obama, Pete Souza, que ha elevado la figura del ex-presidente a a lo más alto de la popularidad internetil.

Desde el inicio de las 2 legislaturas de Barack Obama, siempre me he fijado mucho en la cantidad de fotos divertidas y memes que ha generado el ganador del Premio Nobel -ay, no hablemos de eso…-. Y en un mundo en el que la popularidad se mide por el número de gifs y memes que posees en la red, eso no es pecata minuta. Por ello, otro día podríamos hablar del Community Manager de Obama, Sam Grahan Felsen. Sin embargo hoy centro la mirada en el espectacular trabajo de Pete Souza, el fotógrafo de Obama que durante 8 años se ha convertido en su sombra, permitiéndole tomar algunas de estas geniales fotos.

Siempre me he quedado maravillado de la eficiencia del equipo de comunicación del ex-presidente. Por que sí: Obama no es la criatura espontánea que nos muestra este trabajo (o al menos no al 100%). Gran parte de la imagen emitida por Obama, es debida a la habilidad de Souza al empuñar la cámara y provocar algunas escenas tan simpáticas como la que protagonizó nuestro protagonista junto a McKayla Marooney, la ex-atleta olímpica famosa por el meme en el que torcía el gesto. Por supuesto, a la semana de viralizarse el meme, Obama ya tenía esta foto:

Foto de Obama con Mckayla Maroney: uno de los éxitos del fotógrafo de Obama
Dissapointed Obama

No voy a exagerar diciendo que el ex-presidente Obama debe parte de su popularidad a los memes… pero el Ex-Presidente Obama debe parte de su popularidad al excelente trabajo que ha realizado su equipo con su imagen online. En un mundo donde lo que se diga de ti en Internet termina siendo tu losa, mejor que hablen de fotos simpáticas, que de e-mails extraviados y encándalos sexuales… que se lo pregunten a ciertos candidatos a la Casablanca.

Al final, la duda que me queda es: ¿será capaz de emular este éxito el equipo de comunicación del Presidente Trump? Buena faena les queda…